Lo mejor está pasando.

No quieras ir rápido. No quieras ir lento

No quieras hacerlo todo. No quieras no hacer nada.

El pasado sigue ahí. Tenemos miles de recuerdos, con cientos de perdonas. Unos dulces y otros amargos. Unos que quisiéramos repetir enteros, y otros ni siquiera el comienzo. Cada recuerdo nos llena de experiencia. No podemos dejarlos atrás , pero si recordarlos para mejorar el presente. Ya lo vivimos.

El futuro en incierto. Podemos creer que acabaremos solos o acompañados. Podemos creer que todo lo que nos ocurre es el destino o somos nosotros quienes decidimos. Podemos dejar que la gente entre y salga de nuestra vida sin que nos importe o intentar que se quede, aunque nunca a la fuerza. Ya lo viviremos.

Por ello hay queIMG_20170301_192120 disfrutar del presente. Cuidar a cada persona que está a nuestro lado. No hay que amarrar a nadie, nunca. No somos de nadie, ni podemos morirnos si estamos solos. Pero sí,  hay que regar las relaciones de familia, amistad y amor. Hay que ir regándolas día a día. Somos de nosotros, de quienes nos despiertan sonrisas y alegrías.

Ve a tu manera, sigue a tu corazón sin morir en el intento. Haz lo que creas. Se permiten errores si luego te levantas.

Ve a tu ritmo, sin importar lo que te diga el de al lado, solo tú sabes lo que esta pasando. Es tu aquí y ahora.

Arriesga. Cree en ti y en la gente, pero sobre todo en ti.Riega lo que quieres, cuídalo y no lo sueltes.

 

Cree en ti

Vivimos en un mundo dónde la sociedad nos pone metas y obstáculos, que no todos solventamos de la misma manera.Todos tenemos unos pilares en nuestra vida, que nos sirven de apoyo, nos ayudan a seguir para delante.Algunos de ellos pueden ser la familia, las amistades,el amor, etc. Cada uno de nosotros tendremos unos diferentes, o agruparemos unos dentro de otros, pero todos buscamos comprensión, apoyo, pues somos seres sociales, somos personas con sentimientos y no piedras, aunque algunos lo parezcan.

A lo largo de nuestros años habrán sido muchas las veces en las que se nos haya puesto en duda, en que hayamos tenido un objetivo, un sueño, y deIMG_20170318_154623sde el principio nos han arrebatado las ilusiones. Tal vez, mientras leas esto, querido lector, pienses en gente, en situaciones. Los que dijeron que estarían contigo, no te creyeron capaz, te diste cuenta que los amigos nos son todos los que dicen serlo, eran conocidos.

Habrá habido situaciones en las que hayas logrado tu sueño, tu meta. Habrá habido ocasiones en las que las metas y los sueños se quedaron a kilómetros de ti. Habrás aceptado la derrota muchas veces ya que no alcanzabas tus sueños.

Pero no. Esas derrotas no se deben aceptar. Hay que saber perder, pero no si se trata de alcanzar tus sueños. Puedes haber perdido tiempo, pero tienes experiencia, puedes intentarlo de nuevo. Inténtalo hasta que lo consigas.

No te compares con el resto, aunque tengan tu edad, aunque sean de tu alrededor. Cada uno es como es, ni más torpe ni más hábil, ni debes ir más lento o más rápido. Ve a tu ritmo, así como tu sueño es únicamente tuyo, tus ideas, tus sentimientos, tú, eres único. Si siempre te comparas, si crees tener menos experiencia que los demás, menos sensatez, menos habilidades, nunca conseguirás tu sueño.

Cree en ti, valora quien eres. Porque solo así la gente verá que eres capaz, que eres seguro y verán que aquellos obstáculos los convertiste en alfombras. Cree en ti, pese a todo.

 

Con la cara en alto

Mis pies pisaban el suelo de forma irregular y simultánea, mientras con los brazos estirados hacia los lados daba vueltas sobre mí misma.

Podía sentir las minúsculas gotas de lluvia caer sobre mi pelo recién planchado.

Podía sentir el aire cortado suavemente sobre mi cuerpo.

Podía sentir esa frescura que solo el agua de lluvia te da sobre mi cara.

Podía sentir felicidad.

Era yo de nuevo. Era otra vez esa chica risueña pero con la sonrisa de oreja a oreja, más grande esta vez. Eso me gustaba, me lleIMG_20170301_122019naba. Durante un tiempo había dejado de creer en la gente, incluso en mí. Pero poco a poco, comprendí que ser como uno es , es lo mejor que puedes ser, y debes apreciarte así, y puede ser que alguien te descubra.

La sonrisa nunca se debe perder, puede haber días oscuros, pero también podemos convertirlos en días hermosos. Después vendrá la lluvia, ¿ qué mejor que bailar? Después de todo, no sabemos cuanto tiempo veremos esa luz u oscuridad. Haz lo que quieras, haz lo que te haga feliz a ti, sin llegar a pincharte letalmente con las espinas de la rosa .

 

Camino a casa

El silencio me envolvía en el camino de vuelta a casa. Lejos de ver gente caminando o saliendo de fiesta como era típico al ser un sábado noche, pero era verano y la gente se había ido de vacaciones, no había ni un alma. En aquella oscuridad que me seguía a cada paso que daba, solo podía oír mi propia respiración.

Normalmente iba acompañada a casa, la mayoría de mis amigas vivían por mi zona, pero hacía poco habían partido al comienzo de sus vacaciones. El verano era el inicio de días en playa, salidas o de estar en casa sin hacer nada, sin embargo para mí era todo lo contrario. Mi hermana mayor había comprado en las navidades pasadas una pequeña farmacia y me había pedido ayuda. Si es cierto eso que dicen de que nos podemos reencarnar o volver a nacer, me pido ser la hermana mayor o hija única.IMG_20170224_214746_HHT

La tarde había pasado rápido. Un padre y su hijo vinieron a primera hora para tratar de aliviar la gran picadura que el chico había sufrido. A menudo, como en esta ocasión, me cuentan como sucedió todo y eso hace que las horas pasen rápido. A lo largo de la tarde me imaginaba al desolado chico aguantando el dolor mientras su padre, con energía y determinación le pasaba arena por encima de la picadura, creyendo en que este particular remedio casero ayudaría a su hijo.

Lejos de la realidad, incontables clientes me llegan a lo largo de las tardes en la agitada botica tras su intento fallido de curarse ellos mismos. Aunque me río y la sonrisa sirve para irme algo menos sola a casa, a veces pienso en lo fatídico que puede llegar a ser en algunos casos.

Turnos de tarde-noche

El silencio me envolvía en aquel lugar, que durante los próximos seis meses sería como mi hogar. No existía un color gris,era todo blanco o negro. Todo extremo.  Podía estar rodeada de un silencio sepulcral o verme engullida por voces que no dejaban de resonar en mi mente. La entrada era de un tamaña considerable, pero podía ser tanto un buen ejemplo de sardinas en lata como un claro ejemplo de paz y tranquilidad. Turnos de tarde o noche dónde nada más llegar tenía mil tareas que realizar o solo podía entretenerme en darle de comer al pez.  Del mismo tiempo que pasaban rápidas las horas unas tardes, otras parecían durar una eternidad. La atención al público debe ser amable y formal. A veces es fácil entablar una relación distanciada pero agradable, otras en cambio es difícil mantener la sonrisa que siempre debemos de tener de oreja a oreja. El tiempo a pesar de ello, pasa rápido cuando los clientes no dejan de preguntarte o pedirte cualquier cosa, al contrario que cuando el teléfono no suena, y el correo está igual de callado.

Dueña de mi destino

Nueva etapa empieza. La universidad se acabó y empieza la etapa laboral. Sueños que empiezan y desilusión que llega en el mismo vagón. Alegrías y tristezas que me levantan cada día ¿Es esto lo que quiero? ¿Lo conseguiré? El apoyo incondicional de los que rodean a una es lo que a veces levanta el ánimo. A veces es cansado pero otras resulta con fruto, aunque tarde en madurar.13619958_1158862760831312_2607649340704790228_n

No te quejes siempre, no te menosprecies. Puede que te levantes hoy mal, pero el día puede ir a mejor, tienes 24 horas enteras. Horas para valorarte, para levantarte. Horas para aferrarte a la gente que te quiere y seguir adelante, a pesar de que otros muchos te den la espalda. Créate tu camino, el que tu elijas.

Hoy me levanto con distintas preguntas a las de ayer. Con nuevos propósitos que tengo fe de un día cumplir,  no creo que hoy, pero se acabarán cumpliendo. Compañeros de vida que van conmigo, unos se fueron, otros siguen, otros encontraré, caminan conmigo apoyándome sin dudar. Palabras que me animan día a día, que me hace creer que soy la dueña de mi destino.

Cómete con la vista. Pero no a nadie, a ti. Ponte frente al espejo con esa sonrisa mañanera, pelo despeinado y cuerpo cansado. ¿Cuánto cambian las cosas en un año? Creces, de una manera u otra, creces. Piensa en tu día, en el día de hoy, por un solo minuto que algo o alguien te saque una sonrisa, merece la pena haberlo vivido. Tienes la vida ante ti.

Encuéntrame

Los pasos resonaban por aquel oscuro pasillo. El eco se escuchaba desde el escondite. En el sótano nunca se está a salvo, si no corres te alcanzan, pero no tenía dónde huir. Debía haber hecho caso. Padre, encuéntrame. Todo se quedó en silencio, no se escuchaban ya pasos. Alumbré con el móvil frente a mí nada. Solo recuerdo sentir un aliento y quedarme afónica.